sábado, 29 de junio de 2013

Diez lecciones aprendidas de Masterchef


Debo reconocerlo, el programa de TVE Masterchef me encanta. Creo que no soy el único, puesto que en estas últimas semanas ha conseguido datos superiores a los 4.000.000 de espectadores.

El formato de reality no puede ensombrecer para nada lo maravilloso del programa, la cuidada producción, el  afán de superación semanal por parte del equipo de guionistas, el compromiso del mundo de la "Cocina" con el mismo, ya que no ha faltado ni uno de los grandes cocineros y cocineras de relevancia en España.

Es sin duda una apuesta de calidad para acallar las voces que hablan de una audiencia adormecida que se "traga" lo que le echen, muy evidente en este caso, ya que su programa rival, deplorable, ha caído en picado semana tras semana por el desgaste de formato que por novedoso tuvo su auge hace 14 años.

Con este programa, voy a decirlo claro, yo he APRENDIDO, porque de la Televisión también se puede aprender y es más, se debe aprender.

TVE



Hoy os traigo diez lecciones aprendidas del programa Masterchef. Bon apetit!

1. La humildad te abrirá el camino hacía el éxito; sin ella estás perdido/a.

camino
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/


La semana pasada expulsaron a un concursante que jamás mostró ni el más mínimo gesto de humildad, ante las críticas siempre había una excusa, ante los golpes recibidos en forma de no superar una prueba, no había reflexión sino exculpación. Aún así cabe decir que en su despedida este concursante sí demostró algo parecido a esa humildad citada, y por ello creo que la frase dicha por uno de los miembros del jurado para criticar su trabajo es para enmarcar: "Tratas de hacer las cosas como un cocinero grande, cuando aún eres pequeño".
Moraleja, querer parecer más de lo que somos sólo nos traerá problemas. 

2. Escucha, atiende, prueba y corrige.

escucha
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/


Uno de los concursantes apenas tiene 18 años, su ímpetu y ganas siempre le han jugado malas pasadas y desde el principio ha cometido fallos en sus elaboraciones, pero gracias a esta actitud señalada: "Escucha, atiende, prueba y corrige" ha evolucionado dentro del concurso siendo el único que, ante un reto como dar de comer a dos ilustres comensales en el Teatro Real, ha conseguido superarlo y llegar a ser uno de los tres finalistas.

3. El tiempo es oro, no lo malgastes.

reloj
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/


Muchos y muchas concursantes cayeron en las pruebas por no saber administrar su tiempo, Juan Manuel, uno de los mejores, siempre administra su tiempo de forma sensacional, casi siempre tiene sus elaboraciones terminadas minutos antes de llegar al final. Es importante saber administrar el tiempo, porque nos permite afrontar un examen (selectividad), una jornada dura de trabajo, una planificación de unas vacaciones, etc.

4. El que no arriesga no gana.

ascenso
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/


Hay concursantes que han caído eliminados por no arriesgar, por querer asegurar y repetir platos que hacen otros cocineros o recetas que dominan y no salirse del guión.
Yo suelo escribir sobre empleo, redes, herramientas... Hoy  escribo sobre otra cosa distinta, arriesgo, pueden lloverme críticas, puedo pasar inadvertido o puede que sea uno de mis artículos más leídos. Todo esto puede ocurrirme y evidentemente será porque arriesgo. Arriesgar no es malo, pero ojo, arriesgo con información, con datos, con conocimiento, sin estos ingredientes no estoy arriesgando, simplemente estoy siendo un temerario.

5. Puede a veces más la actitud que las habilidades, sin ella, las habilidades se nublan.

soplete
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/

La primera prueba de la semana pasada consistía en elaborar un postre del mismísimo Jordi Roca (maestro de la repostería) que tenía una enorme complejidad técnica. 
Precisamente los dos concursantes con peores habilidades técnicas, pero con la mejor de las actitudes, elaboraron el postre de forma casi perfecta, por contra los dos concursantes con más habilidades pero con peores actitudes se bloquearon, cometieron errores garrafales y no pudieron hacer el postre de forma óptima.

6 Aprende a recibir críticas y aprende a emitirlas de forma directa.

critica
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/

Los que conocemos el mundo de la cocina por dentro, los que hemos seguido las andanzas en "pesadilla en la cocina" de Alberto Chicote y visto al jurado de Masterchef sabemos que en el mundo de la cocina debes aprender a recibir críticas desde el primer día. 
Ya puedes ser el mejor chef del mundo "mundial" que si tu plato hoy no está a la altura o has cometido un error, el cliente dirá que el plato estaba malo, el crítico dirá que estás perdiendo facultades y la guía michelín te quitará la estrella.
El trabajo ha de ser criticado, con criterio evidentemente, de forma constructiva. Sin eso no hay mejora, si todo el mundo que te rodea te dice que haces las cosas fenomenal aunque algunas las hagas fatal, estarán haciéndote un flaco favor. 
En la cocina, por lo visto en masterchef, las críticas se emiten de forma directa, sin calmantes ni anestésicos, sólo de esa manera se corrige y se aprende. Y al finalizar la crítica se repite el mantra: Gracias Chef. Porque la crítica se ha de agradecer si es constructiva.

7. En la vida como en la Cocina no hay atajos, sigue siempre la receta.

receta
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/


Muchos de los concursantes cuando afrontaban una elaboración se saltaban pasos de la receta, no introducían todos los ingredientes en su cesta o querían aportar un toque personal desvirtuando el origen de la receta. En todas esas ocasiones la crítica recibida rozaba el tono feroz, ya que algo tan evidente como seguir unas pautas era ignorado en pos de conseguir el resultado por medio de un atajo. En la cocina y en la vida no hay atajos, llegar a determinados puestos, a determinadas instituciones queda reservado para los mejores y no hay atajos. Aunque a veces para los más influyentes, si los hay, por desgracia.

8. Los mejores no lo son por casualidad, antes han trabajado y mucho para llegar.

minero
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/

Da una envidia enorme ver como estos chicos y chicas de Masterchef manejan sus cocinas, piensas..."qué suerte poder cocinar así", pero no olvidemos, no es una cuestión de suerte. El otro día Ferran Adriá visitiba el hormiguero y decía:
Detrás de un gran éxito (incontestable) hay mucho, mucho, mucho trabajo. Como en la Mina, detrás de un diamante hay mucha, mucha, mucha piedra picada.


9. Trabaja y cocina desde el corazón, desde tu interior, y disfruta con ello.


corazón
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/
Parece un mantra cursi o una frase de vendehumos, pero es cierto, si no trabajas desde el corazón, desde lo que te apasiona, no podrás llegar nunca a dar lo máximo de tu potencial. 
En el concurso se ha visto que los que trabajaban desde el corazón, desde el amor a la cocina, han llegado a la final, salvo alguna excepción que tenía ese amor, pero no ha tenido el tiempo para evolucionar y aprender a hacer pruebas muy difíciles.

10. En la cocina como en la vida, la edad es un grado, pero no determina tu sabiduría.

edad
Foto: http://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/

Desde el principio se ha visto en el programa que la edad era un grado, que haber cocinado durante años les daba a algunos concursantes una ventaja abismal sobre los más jóvenes o inexpertos en la cocina. Pero una vez superada la curva de aprendizaje e igualadas las fuerzas, se ha visto que concursantes con menos experiencia pero mejor actitud y disciplina han ido pasando las rondas y otros con más experiencia pero actitudes discutibles no han pasado.

Invito a todo el que se pasa por este blog a que este Martes a las 22.40 no se pierda la gran final del concurso en La 1 de TVE, y corroboré algunas de las bondades que he explicado en este artículo sobre el mismo.

16 comentarios:

  1. Hola Edu.
    A mí también me ha enganchado este programa y coincido con lo que has expuesto.
    La verdad es que el rollo este de la cocina tipo Ferran Adrià, estrellas Michelin, etc. no me atrae en absoluto e incluso me resulta irritante, pero eso no quita que de ese programa se puedan extraer esas lecciones que tienen más que ver con el trabajo que con la cocina.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Estas lecciones tienen que ver más con un ambiente de trabajo general que con una cocina, pero yo que he tenido la suerte de dar clase tres cursos en Escuelas de Hostelería y ver la magia de estos estudios de FP totalmente vocacionales, puedo decir que es una profesión apasionante. Un saludo.

      Eliminar
  2. Reconozco no haberlo seguido. A esa horas me apetecía más otras cosas. Quizá aburrido de tanto reality, he pasado de este que merecía la pena. Me ha gustado tarde. Lo que más me ha asombrado es que a mis hijas les ha gustado y eso es un punto a su favor. El martes no me lo pierdo.
    Respecto a tu entrada, la veo reveladora. Confieso que me quedo en el primer punto. Me parece el más importante. El resto sin el primero no van a ningún sitio. Es una virtud que anda pisoteada, escarnecida, vilipendiada. Pero si no la recuperamos, nos veremos al borde del abismo. Yo sigo intentándolo. Esta entrada se resume en dos: Primero: humildad; segundo: escucha, atiende, prueba y corrige. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi las dos que indicas son fundamentales Epifanio. Gracias por pasarte a comentar compañero. Feliz descanso muy merecido por un curso 2012-13 muy agotador.

      Eliminar
  3. Yo tampoco lo he visto, pero quizás tiene más valor tu mirada que lo que el programa pretende transmitir, así que me quedo con lo segundo. ¡Ah!, gracias por el guiño de la selectividad , je, je, je .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guiño total a un gran consejo de una gran profesora que no fue atendido por un pupilo muy sobraete. Poderosa juventud. Nos vemos en breve Lourdes. Un abrazo

      Eliminar
  4. Yo también soy muy fan de Masterchef... y de todo programa de cocina que se precie. Me ha encantado tu artículo, siempre hay que tener la mente abierta, de todo se aprende, tambié de la tele :-)

    Un abrazo.

    Ah! Yo creo que va a ganar Juan Manuel :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que ganará Juan Manuel. Gracias Ángeles :-)

      Eliminar
  5. después de saber quién ha ganado estoy eufórica...Mi familia al completo somos seguidores desde el primer programa, nuestro preferido era Juan Manuel por las diferentes razones que expones, quiero añadir un punto más a los 10 que explicas, mi marido y mis hijas de 11 y 8 años, han aprendido a cocinar, compartir, participar y probar alimentos nuevos, hasta tal punto que cuando no podían por el colegio ver el programa lo veiamos el Sábado, sin consentir que nadie nos contara nada para no perder el interés. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te hayas pasado a dejar un comentario por aquí. Las nuevas tecnologías nos permiten hacer cosas como la que comentas: poder ver un programa emitido en un horario nocturno en cualquier otro horario. Un saludo.

      Eliminar
  6. Eduardo, me ha encantado el post, como siempre. Ya sabes que compartimos mucho (incluida nuestra afición por Masterchef) y tu visión me ha parecido oportuna, creo que efectivamente abriendo los ojos podemos encontrar muchas lecciones en las cosas que nos rodean, incluido un programa de tv. Es cuestión de saber mirar. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber mirar es un arte. Hoy en día en una sociedad de estímulos constantes es esencial saber mirar cada cosa que nos rodea y extraer de ello un aprendizaje.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por dejar tu comentario Cristina y por tus palabras, de corazón.

      Eliminar
  7. Enhorabuena por haber sabido aprovechar semejante filón :) Casi me arrepiento de no haber visto más el programa; pero se entienden perfectamente las conclusiones :D Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, coincido en todo con las observaciones del post, pero también me he preguntado, ¿es necesario el trato a veces vejatorio al que han sometido los 3 profesionales a los concursantes?... Ya sé que en cocina pasa mucho esto, pero no acabo de entender porqué se da y en qué es beneficioso para un buen ambiente de trabajo...

      Eliminar
    2. La cocina es una profesión muy dura en la que la dirección ha de ser firme y muy ejemplificativa. Cuando es tu negocio el que hay que sacar adelante das el 150% de tus fuerzas. Eso no te permite ser un tirano con quienes cobran un sueldo de tus ganancias. En todo caso el formato del programa exagera mucho algunas broncas. Un saludo.

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ofertas de Empleo